jueves, 14 de junio de 2012

Con cuatro palabritas finas....

Decía una canción de Carlos Cano"Que lo roban, lo roban, con cuatro palabritas fina lo roban", me vino a la memoria esta canción cuando a los máximos responsables de la situación actual se les va a "inyectar" una cantidad indecente de millones a costa de todos nosotros, y me la recordó por eso de "Alemania" y de "gachós trajeados" que también dice la canción. 
Y es que parece que nos han tomado a todos por tontos, mientras los mineros se manifiestan pidiendo derechos básicos, nos recortan en sanidad y en educación, y nos tienen asfixiados hasta la extenuación, la única preocupación es salvar a los culpables, que encima son los que desahucian por deudas a los ciudadanos de a pie, por deudas que se tornan ridículas ante las cantidades que manejan estos señores.
Está claro que un sistema que permite esto, es un sistema a combatir,  cada uno de nosotros puede intentarlo, pero todos sabemos que para que algo cambie tenemos que ir juntos, porque unos pocos no deben imponer su voluntad por mucho poder económico que tengan, a lo mejor es cuestión de imponerse un objetivo tras otro, en los que todos estemos de acuerdo, cada peldaño puede hacer que cambien las cosas, y cada uno de esos peldaños igual pueden servir para formar una escalera que nos vaya sacando de está situación, es muy difícil, sí, pero ¿tenemos algo más que perder?.

Os dejo la letra completa de la canción y el video:

Hasta un pueblo d'Alemania ha llegao el Salustiano
con más de cuarenta años y de profesión el campo,
pa buscarse l´habichuela y ahorrar algunos marcos
y que pueda la parienta comprar algunos marranos.
Yo no creo que el sombrero les toque en la tómbola
a esos gachós trajeados que viven de na.
Que lo roban, lo roban, con cuatro palabritas finas lo roban.
En principio se hace dura sobre to la soleá,
esa gente chamullando no se le entiende ni atá.
Menos mal que algunas veces la embajada cultura]
les manda al Julio iglesias y a un tal Manolo Escobar.
Yo no creo que el sombrero les toque en la tómbola
a esos gachós trajeados que viven de na.
Que lo roban, lo roban, con cuatro palabritas finas lo roban.
Y así s'acaba la historia del güeno del Salustiano
de tanto apencar los güesos otro gallo l'ha cantao.
Gallo dice que l'obrero de cachondeo está jarto,
si no hubiera ido a Alemania, no hubiera aprendido tanto.
Yo no creo que el sombrero les toque en la tómbola
a esos gachós trajeados que viven de na.
Que lo roban, lo roban, con cuatro palabritas finas lo roban.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te escucho